Crónica del 29º Cross de las XII uvas. Valladolid


Un año más el calendario de pruebas populares de la provincia toca a su fin cuando el último de los corredores del Cross de las XII uvas llega a la meta del Parque de la Ribera de Castilla. Y este año, como debía de ser, el C.D. Running Valladolid estuvo presente en esa prueba.

Una prueba que ha variado el recorrido en multitud de ocasiones, pero que parece, tras las últimas obras realizadas, ha dado con la tecla de un más que exigente circuito por el margen izquierdo del rio Pisuerga.

Hasta 1.500 participantes, sumando todas las categorías, nos dimos cita para disputar el 29º Cross de las XII uvas el 31 de Diciembre. El día amaneció nublado, oscuro, con algo de viento, pero no condicionó mucho el desarrollo normal de la carrera. Incluso las precipitaciones caídas en los días anteriores podrían presagiar un mayor nivel de barro, cosa que exceptuando en dos zonas puntuales no fue así.

El ambiente iba poco a poco creciendo, arropado por una buena organización que había dispuesto hinchables y otras atracciones para los más pequeños mientras que corrían los "grandes".

A las 12.00, habiéndose disputado ya todas las categorías inferiores se dio el pistoletazo a las féminas, en un número bastante más reducido que en anteriores ocasiones, quizás influenciado por la disputa el día anterior de la I San Silvestre Ciudad de Valladolid, o bien por lo exigente del terreno. Tras cubrir las dos vueltas indicadas, finalizó la prueba.

Era el turno de la categoría masculina. Más de 600 participante se agolparon en la salida, una zona de salida un poco compleja, con numerosas cintas y cuerdas. Alguno de los que van con una cazadora naranja nos acuso a los atletas de hacerlo cada vez más difícil... En fin.

Tras el pistoletazo de salida, una avalancha de corredores atacaban el primer tramo del recorrido, una amplia recta que estiraba todo el grupo, pero que no permitía generar una fluidez a la hora de correr dado lo estrecho del pasillo. Una vez cubierta la primera recta, un giro completo iniciaba un tramo de recorrido, con giros y más giros, con subidas y bajadas que imposibilitaban marcar un ritmo constante, para que una vez superado este tramo atacáramos un pequeño descansillo para afrontar "la cuesta", una rampa de lo más exigente que te puedes echar a las piernas a día de hoy en la provincia. Poco más de 50 metros que consiguen ponerte las piernas al rojo vivo. Una vez superada, dos rectas en zigzag te ponían de nuevo en la salida, para atacar la siguiente de las vueltas.

En total 3 vueltas a este duro, exigente, pero bonito recorrido, que te hace estar concentrado en todo momento, porque a la mínima que te descuides puedes dar con los huesos en el suelo.

Por parte del C.D. Running Valladolid una única valoración al respecto de la negativa de la organización a la hora de la solicitud de grabación de la llegada. Nuestra forma de actuar es siempre la misma, bien lo saben todos los organizadores a los que hemos grabado carreras, siempre se solicita permiso para efectuar la grabación y es la organización quien decide si sí o si no.

A nosotros no nos costaría nada el plantar la cámara, grabar, editar y colgar; pero creemos que hay formas y formas de hacer las cosas. Siempre nos gusta ir por delante, siempre pedimos permiso, siempre nos ubicamos en lugares donde no se entorpece el desarrollo habitual de la carrera, no obstaculizamos, no entorpecemos, no nos hace falta llevar nuestras propias acreditaciones de casa (esta vez no le hizo falta a nadie). Esperemos que tal y como nos indicó la organización retomen la idea para futuras ediciones.

Por parte de los nuestros:

No vamos a hacer un desarrollo individualizado de cada uno. Creo que una valoración escueta y global es suficiente. Que en apenas un año hallamos pasado de participar en esta prueba 3 personas a 12, con 3 bajas de última hora, habla por sí solo. Muchas gracias a todos.

#GoRunningValladolid