Crónica de la Maratón de Sevilla por nuestro amigo Oscar Hugo Martín



Salimos el día 23 de febrero de Valladolid en coche hacia Sevilla, voy acompañado de 6 amigos del Trotapinares, Santiago, Ignacio, Juan, Toñi, Rocío, Raúl y otra de Atletas Populares, Belén; buen grupeto pucelano; ha caído una buena nevada por la noche y hasta pasar Salamanca no mejora el tiempo, pero al llegar a Sevilla la temperatura es agradable en torno a los 17 grados lo que nos hace soñar con buenas temperaturas para la carrera, básico en estas grandes citas.

Descanso de los guerreros en el Tryp Macarena, y a estirar las piernas por el casco histórico, al cruzar el arco de la Basílica de la Macarena nos cruzamos con una cuadrilla de costaleros, ya huele a incienso en la capital del capillismo; seguimos nuestra ruta visitando a Jesús del Gran Poder  y llegamos hasta la Giralda; cena de pasta y las habituales conversaciones en torno a horario de desayuno y salida del hotel.

A las 7,45 nos encaminamos en coche hacia el estadio olímpico, previamente foto en el hall con Chema Martínez, ya se notan los nervios. Se acentúan porque la entrega de las bolsas de los corredores no está bien organizada, grandes colas, un pero a una carrera atípica por su precio y bien organizada; llegamos justos a la salida sin calentamiento y todos en el mismo cajón, a partir de aquí cada uno hará su particular maratón.

A partir de aquí yo voy a lo mío, salgo de una rotura fibrilar de isquiotibiales en enero y se que no puedo forzar, eso me han dicho los fisios, esos grandes amigos de los runners; Así que no tengo plan de carrera solo no forzar en la primera media y luego por sensaciones; voy a correr por debajo de 5 hasta la media maratón. He leído muchos artículos que dicen que si hay que correr inicialmente a ritmo inferior de la media que queremos conseguir al final, personalmente en estas citas opino que va por sensaciones y que cada uno conoce bien su organismo.

Salimos desde las afueras del estadio para recorrer la isla de la Cartuja y una parte por Triana hasta el km 5, echo de menos unos manguitos pero se que al final me estorbarían, pasamos el puente de Triana contemplando la Torre del Oro para ir ya paralelos al Guadalquivir hasta el km 10; A partir de aquí temperatura ideal pero hay que hidratar así que voy cogiendo agua y/o isotónico en todos los avituallamientos, al ser vasos el problema es que se pierde mucho liquido por lo que los cogo de dos en dos sin preocuparme del liquido vertido; no miro mucho el reloj porque me mantengo por debajo de 5 que era mi objetivo, pasamos por el Barrio de la Basílica de la Macarena hasta el km 15,desde aquí hasta el 25 no se muy bien por donde pasamos porque voy muy centrado en la carrera; luego me dicen que por el Sánchez Pizjuán que ni le he visto. Paso la media en 1,40 y no voy cargado, noto los isquios pero sin dolor, como una barrita y me veo con fuerza.

A partir del 25 hay más público por las calles, en el 30 pasamos por el estadio del Betis, como otra barrita y  mantengo el ritmo; una larga avenida nos lleva hasta el Parque de Mª Luisa y la Plaza de España donde ya hay muchísima gente animando y se agradece; ya se empieza a ver a corredores tocados o parados; cruzamos el casco antiguo y la zona de la Giralda(km 35) con muchísima animación hasta desembocar en el puente de la Barqueta que nos devuelve a la Isla de la Cartuja, voy bien porque mantengo ritmo vaya en algún grupo o solo, pero ya llevo las piernas sobrecargadas; ya vemos el estadio pero antes hay  un recorrido sinuoso por un parque que engaña al parecer que estaba más cerca, hay más gente parada, la entrada en bajada al estadio hace que reboten todas las zonas musculares cargadas; en la vuelta al estadio voy levantando el brazo derecho porque voy mejor de lo que esperaba y son 300 o 400 metros felices para el runner, hay muchísimo público, siempre te emocionas un poco y levanto los dos brazos desde metros antes….3.20…¡Va por el Running Valladolid!, un recuerdo a los molpesanos y mi fisio; y por las velas que me pusieron.

Estoy muy satisfecho…con un mes de entreno he llegado mejor muscularmente que en otras. Espero a mis compas que no les he vuelto a ver desde la salida, solo veo a Ignacio 3,25 ¡En su primera!; Raúl 4.02 muy bien; Rocío 3.45 enhorabuena y muy contenta, Juan creo que 3.57 pero ha tenido que parar los últimos kilómetros, Santiago sobre 5 horas, Santi te admiro. Toñi y Belén han acompañado a Raúl y Rocío en la segunda media maratón. Todos contentos. Ha sido una maratón ideal para hacer marca por temperatura y por ser completamente llana.

Una ducha, por cierto mal organizada, una caña y de vuelta a Valladolid, os podéis imaginar las posturas al bajar del coche de los ocho en las paradas de los 600 km que nos quedaban

La próxima ¿Aranda? ¿Valencia? ¿París?, nos volveremos a ver pronto

Oscar-Hugo Martín del Barco