Artículo. Como atarse los cordones, por Chuchi Sánchez

¿Cuantas veces te atas las zapatillas en una carrera o en un entrenamiento?

Seguro que en más de una ocasión te has desesperado por ello. Por más que te atas la zapatilla, no hay manera de que ese nudo se mantenga en su sitio, sobre todo cuando usamos el "chip" de cronometraje.
Para evitar ese problema que nos parte los ritmos y nos hace perder valiosos segundos, vamos a proponer un sistema eficaz de anudar los cordones, usando todos los agujeros que llevan las zapatillas.

1. Debes de tener el último agujero de la zapatilla libre, cosa que es más habitual de lo normal entre corredores, prácticamente nadie usa ese agujero.

2. El cordón que sobra del penúltimo augjero, lo introducimos de fuera hacia dentro por el último agujero del mismo lado, dejando un pequeño ojal de cordón. 

3. Ahora introducimos los extremos por esos pequeños ojales que hemos dejado, cada extremo por el ojal opuesto. En ese cruce de cordones, es donde engancharemos el chip, en caso de tener que utilizarlo.

4. Tensaremos el cordón a lo largo de toda la zapatilla, al igual que hacemos de forma habitual. Al llegar a los extremos del cordón tensaremos este hacia arriba y despues hacia abajo varias veces. Tendremos mucho cuidado en este punto, ya que este siestema puede acabar oprimiendo en exceso, lo cual tendríamos problemas.


5. Ahora ya la zapatilla está atada en un 85%, el mismo cordon se opirme así mismo, sujetando la zapatilla. Sólo nos queda anudar de manera habitual, para lo cual no hará falta tensar demasiado el cordón, ya que esta sujeto por el sistema anterior.

Como dije antes, cuidad al tensar los extremos de los cordones, por este sistema puede oprimir demasiado. Aconsejo probarlo en los entrenamientos para encontrar el punto exacto.

Solo queda disfrutar de nuestro kilómetros pensando en el reloj y no en los cordones.

Nos vemos en la meta.
Chuchi Sánchez Barrio