Crónica 5ª Carrera Ponle Freno 2013, por Ana Martín Vela



5ª CARRERA PONLE FRENO 2013

Amanece en Madrid…son las 7 de la mañana del primer día de Diciembre, la noche ha sido movidita…quizás sean los nervios de enfrentarme, después de una lesión, a mi primera carrera de 10km. Desayuno con algunos de mis compañeros y pronto empezamos a prepararnos, estamos alojados en la zona centro de Madrid y decidimos acercarnos a la salida calentando.

Domingo a las 8.20 de la mañana Madrid sigue dormida…no hay ruidos, ni tráfico solo un grupo de locos que se disponen a calentar en dirección  El Retiro y rompen ese descanso ciudadano con bromas y risas mientras avanzamos.

Nos vamos acercando y ya se siente el despertar solidario de 17.000 personas que van a unirse por una buena casa…con dos denominadores comunes en la indumentaria una sonrisa y el color azul.
Ya estamos llegando a la línea de salida son las 8.40…y creo que necesitaría poneros la imagen que tengo grabada en la retina para describir ese momento…en primera línea Handbikes…y detrás una marea de gente…impactante porque por más que levantaras la mirada no veías el final del paseo. Finalmente, nos colocamos en las primeras líneas de salida. Se percibe mucha emoción…yo no puedo parar de mirar a mi alrededor y de apretarle fuerte la mano a mi compañera Alicia.
Una vez más Matías Prat da el pistoletazo de salida…comienza la carrera. Avanzamos por el paseo del Retiro hasta encontrarnos con la Calle Menéndez Pelayo, la gente avanza y nos van adelantando…lógico es el grupo de 4minutos el km,  la calle es amplia y en bajada yo no puedo dejar de mirar a todas partes viendo pasar a la gente. Me parecía mentira estar corriendo por Madrid…sin coches, ni ruido…solo voces de ánimo y una banda sonora de pisadas que marcaban diferentes ritmos.

Entramos en la Calle de Alfonso XIII comienza una leve subida con entrada en el primer túnel que nos separa de los campeones que disputan el 5000m. Aquí ya se empieza a ver que ha pasado una hora desde que salimos del hotel y la ciudad despierta, hay gente animando al paso de los corredores y en la Puerta de Alcalá me esperan mis palmeros del alma, Ana y Paco (marido) y un grupo de animadoras, dos detalles que hacen que aumente la emoción. Bajamos Puerta de Alcalá y al otro lado de la mediana Chema sube como un rayo, le quedan menos de 2.000m para terminar.

Y llegamos a la Castellana…6 carriles para disfrutar…quizás sea la parte que más me gustó del recorrido…ver que esa vía tan grande esta vez no entendía de atascos ni pitadas, y donde la velocidad del trafico humanizado era una buena causa, salvar vidas.

Terminamos el tramo de ida por la Castellana, llegando al km 8 volvemos a subir por la Puerta de Alcalá una subida que por primera vez no afronto con miedo, lo que no me esperaba era el último túnel con su última subida…desde aquí mando un abrazo enorme y todo mi agradecimiento a ese grupo de muchachos que me animaron a terminar.

La aventura termina, entramos de nuevo en El Retiro, la gente aplaude, los niños buscan que choques con ellos la mano y al final…la línea de meta…en ese momento me imagino que a muchos se nos vino a la mente esas personas que te motivaron a hacer esa carrera, a los que te apoyan, a los que corren a tu lado y a lo gratificante que es marcarse un reto y poder lograrlo.

Gracias a los mensajes de apoyo y a las personas que han hecho de esta carrera una experiencia increíble. Os quiero amiguitines.
                                                                                              Ana