Crónica Media Maratón Aranjuez por Chuchi Sánchez.



Media Maraton de Aranjuez. Día 23 de Abril

PRESENTES

Madrugón, casi 1 hora y media de cercanías con transbordo en Atocha, pero como cada vez que hay una carrerita, mereció la pena.
Esta vez viajo solo, ni mi team, ni mi habitual club de seguidores, Belén y mis campeones, aunque unos mensajes suyos por el móvil media hora antes de la salida, me ayudaron mucho a levantarme el ánimo por un bajón emocional.
No viajo con muchas ganas, no pude seguir el entrenamiento y sé que no conseguiría el objetivo, pero sufriendo un poco, batiría marca.
Aranjuez es una fiesta. Me sorprende el Paseo del Príncipe. Increíble montaje, de los mejores que he visto. Recogida de dorsal y SORPRESA, alguien se ha equivocado  y me han metido en el cajón de salida de élite. Aquí es cuando me da ese bajón emocional debido a un tema laboral, y esos mensajes me ayudan a continuar. Gracias a los 4 por animarme, Belén, Pau, Adrián y Jose Antonio. Se me olvidaba, y Ana, que los días anteriores también ayudó con sus charlas.
La salida para mi es dura. Me encuentro en primera línea de salida, pasando hasta vergüenza al lado de la gente que va a ganar  y esto pasa factura. Debido a la masa que viene detrás, tengo que apretar un poco para evitar que me arrollen, cubriendo el primer kilómetro en 3.46, muy por debajo del 4.10 buscado en los primeros kilómetros. Los siguientes se hacen duros por culpa de aire, un aire que viene casi siempre de frente o en diagonal por delante, y entre ese primer km, y ese aire, sufro los primeros 8 o 9 kilómetros bastante, hasta coger ritmo.
Ya cojo ritmo, toda la carrera solo, preciosos parajes por las afueras de Aranjuez, pero mi cabeza cada poco tiempo pasa por ese tema laboral que me va machacando, mentalmente.
Sobre el km 14 me engancho a un veterano, y ya hacemos la carrera juntos. Entramos en el km 15 por los Jardines del Príncipe, y se ven preciosos parajes, pero me pasa factura los primeros km y me da un tirón en el glúteo. Paro para andar un poco, y continuo, alcanzando a este veterano, y tiro de él, que empieza a quedarse. En el km 19 largos me vuelve a dar, ando 200 metros y tirón final. Ya no paro, sea lo que sea, el veterano se engancha a mí para que tire de él, hasta entrar juntos.
La llegada me encanta, unos 400 metros en recto por el  Paseo del Príncipe, con las calles abarrotadas de gente aplaudiendo. Posiblemente, la llegada más bonita y mejor montada que he visto.
Km 21, según reloj de meta bato marca, pero me da igual todo. Hoy está carrera no es mía, a pocos metros cierro los ojos, y mi mano señala al cielo, haciendo un gesto habitual a los pilotos del ejército. Sé que no vale para mucho, pero es mi insignificante homenaje a esos 4 compañeros desaparecidos en una accidente de helicóptero, en una gran paradoja, trabajando en el S.A.R. rescatando gente. Hoy cada km, cada segundo arañado al reloj, está dedicado a ellos.
Rescatadores del S.A.R.:  PRESENTES